Ir al contenido principal

GINECOSOFÍA

GINECOSOFÍA


El concepto de "ginecosofía" es acuñado por la ginecóloga e investigadora social Pabla Pérez San Martín, conocedora de la ginecología natural y lawen.


Pabla Pérez San Martín
El trabajo de Pabla Pérez se centra en el estudio del uso de las yerbas, del lawen, concepto en mapudungún, lengua del Pueblo Mapuche, con el que se hace referencia a yerbas medicinales o principal remedio para cuidar el estado de salud y el cuerpo (Doris Quinimil, 2012, p. 110).

Para Pabla Pérez S., la ginecosofía es una sabiduría de las mujeres que emerge desde sus propios cuerpos apelando a la recuperación de nuestro propio kimún[1] (Quiñimil Vásquez, 2012, pág. 79)




[1] Sabiduría o conocimiento en lengua mapuche.

Referencias

Quiñimil Vásquez, D. (2012). Petu mongenleiñ, petu mapuchengen. Todavía estamos vivxs, todavía somos mapuches. Un proceso autoetnográfico para la descolonización feminista de las categorías mujer, mapuche, urbana, a través del aborto. Granada-Santiago de Chile: Tesis para optar al título de máster Erasmus Mundus en Estudios de las Mujeres y de Género




Entradas más populares de este blog

SISTEMA SEXO/GÉNERO

Sistema  sexo/género Autora: Sheila Fernández Míguez En el presente artículo propongo que nos acercamos al concepto de «sistema sexo-género» acuñado hace cuarenta y cinco años, por la antropóloga estadounidense Gayle Rubin. Antes de meternos en profundidad a analizar esta categoría, es interesante contextualizar quien es la autora y en que corriente de los feminismos podemos incluirla. Gayle Rubin Gayle Rubin nace en 1949 en Carolina del Sur y realiza sus estudios en la universidad de Michigan, donde se doctora en 1994 y actualmente es profesora. Gracias a su trabajo Rubin se ha convertido en una de las feministas y teóricas más influyentes en políticas del sexo y genero. Las primeras obras de Rubin son de los años setenta, especial mención merece su trabajo, El tráfico de mujeres: notas sobre la economía política del sexo —que luego abordaré con más profundidad—, publicado en 1975 en plena efervescencia del femi nismo de la segunda ola cuando emerge con fuerza el feminismo radical y

FEMINISMO EMPIRISTA

FEMINISMO EMPIRISTA El empirismo feminista , es una de las distintas epistemologías feministas que se han desarrollado para cuestionar como se ha construido la ciencia y se sigue construyendo. Helen Longuino  Dentro de este movimiento epistemologico sobresalen Helen Longino y Lynn Nelson , quienes consideran que la ciencia es una práctica social donde las comunidades conformadas de forma diversa son espacios productores de conocimiento a través de los cuales se busca el consenso entre teorías. Presupone un conocimiento políticamente neutral, no situado y asume un concepto acrítico de la experiencia.  Lynn H. Nelson El empirismo feminista , defiende que la falta de objetividad y la presencia de prejuicios ocurren por fallas humanas. Y que estas han sido puestas de manifiesto gracias a una revisión crítica de las descripciones de la experiencia que se han realizado a la luz de las nuevas evidencias, teorías y reflexiones normativas elaboradas desde el feminismo. El femi

DELINCUENCIA URBANA

Delincuencia urbana Nos acercamos al concepto de delincuencia urbana a través del trabajo de criminólogo académico y juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el Dr. Eugenio Raúl Zaffaroni. Concretamente de su investigación Delincuencia Urbana y victimización de las víctimas, publicado por la Revista Archivos de Criminología, Seguridad Privada y Criminalística en el año 2012. Eugenio Raúl Zaffaroni Señala Eugenio Raúl Zaffaroni que «la delincuencia urbana» es un fenómeno que se caracteriza por los siguientes elementos: (i) en la actualidad la mayor parte de la población reside en zonas urbanas y en consecuencia, también la criminalidad también lo hace; (ii), este fenómeno de la delincuencia urbana se proyecta a la población a través de la comunicación masiva de forma que construye una realidad subjetiva de la delincuencia, a esto Zaffaroni lo denomina “proyección mediática del hecho”; (iii) La respuesta política está condicionada por la proyección mediáti