Ir al contenido principal

SISTEMA MODERNO-COLONIAL DE GÉNERO

SISTEMA MODERNO-COLONIAL DE GÉNERO


A continuación se presenta el concepto de sistema moderno-colonial de género, conceptualizado por la filosofa feminista decolonial de origen argentino María Lugones y desarrollado por la también feminista decolonial de origen afrodominicano Yuderkys Espinosa-Miñoso.


Yuderkys Espinosa-Miñoso
La aproximación a la categoría de sistema moderno-colonial de género, se extrae del trabajo de Espinosa-Miñoso titulado De por qué es necesario un feminismo descolonial: diferenciación, dominación co-constitutiva de la modernidad occidental y el fin de la política de identidad.

Espinosa-Miñoso indica que es María Lugones, quien acuña esta categoría para complementar y ampliar el análisis de Aníbal Quijano, sobre la raza como una categoría de clasificación social que se desarrolla dentro del proceso de colonización. Dentro de este marco teórico, Lugones pone de manifiesto que existe un sistema moderno colonial de género "mediante el cual el colonizador produce e impone a los pueblos colonizados, al mismo tiempo y sin disociación, un régimen epistémico de diferenciación dicotómica jerárquica que distingue inicial y fundamentalmente entre lo humano y lo no humano y del cual se desprenden las categorías de clasificación social de raza-género". Sostiene Lugones, a diferencia del feminismo clásico, que la categoría género correspondiente a lo humano, -donde humano hace referencia en la mentalidad europea a seres con razón-, no fue aplicada a las mujeres de los países que fueron colonizados. Las gentes bestializadas no formaban parte del imaginario de la fuerza y mayor capacidad de la razón masculina ni tampoco, de la de fragilidad de las mujeres. Estas gentes eran totalmente iguales, desprovistas de razonamiento, belleza sublime y fragilidad. Como al resto de las bestias, solo importa su capacidad reproductiva y la sexualidad del animal.

Dentro del desarrollo que elabora Yuderkys Espinosa-Miñoso del concepto, añade un guión que enlaza los conceptos de moderno y colonial. Esta autora, entiende el “sistema moderno-colonial de género” como el marco de análisis que permite el entendimiento entre dos corrientes de pensamiento. Por un lado, los feminismos de las Mujeres del Tercer Mundo, y las revisiones feministas de las escuelas de jurisprudencia Lat Crit y Critical Race Theory, marcos teóricos que han puesto el acento en la interseccionalidad, y han demostrado la exclusión histórica y teórico-práctica, que han significado las luchas de las mujeres blancas en nombre de la Mujer, respecto de las no-blancas. Y, en segundo lugar, el marco teórico introducido por Aníbal Quijano y su análisis del patrón de poder global capitalista, donde emerge el concepto de colonialidad del poder, que se complementa con las categorías de: colonialidad del saber, colonialidad del ser y decolonialidad. Sostiene Espinosa-Miñoso que, solo entrelazando ambos marcos de análisis, en lo que ella denomina “sistema moderno-colonial de género” se puede llegar a la profundidad que requiere una investigación.

Bibliografía

Espinosa-Miñoso, Y. (2016). De por qué es necesario un feminismo descolonial: diferenciación, dominación co-constitutiva de la modernidad occidental y el fin de la política de la identidad. Solar, 12(1), 141-171.




Entradas más populares de este blog

FEMINISMO EMPIRISTA

FEMINISMO EMPIRISTA El empirismo feminista , es una de las distintas epistemologías feministas que se han desarrollado para cuestionar como se ha construido la ciencia y se sigue construyendo. Helen Longuino  Dentro de este movimiento epistemologico sobresalen Helen Longino y Lynn Nelson , quienes consideran que la ciencia es una práctica social donde las comunidades conformadas de forma diversa son espacios productores de conocimiento a través de los cuales se busca el consenso entre teorías. Presupone un conocimiento políticamente neutral, no situado y asume un concepto acrítico de la experiencia.  Lynn H. Nelson El empirismo feminista , defiende que la falta de objetividad y la presencia de prejuicios ocurren por fallas humanas. Y que estas han sido puestas de manifiesto gracias a una revisión crítica de las descripciones de la experiencia que se han realizado a la luz de las nuevas evidencias, teorías y reflexiones normativas elaboradas desde el feminismo. El femi

SISTEMA SEXO/GÉNERO

Sistema  sexo/género Autora: Sheila Fernández Míguez En el presente artículo propongo que nos acercamos al concepto de «sistema sexo-género» acuñado hace cuarenta y cinco años, por la antropóloga estadounidense Gayle Rubin. Antes de meternos en profundidad a analizar esta categoría, es interesante contextualizar quien es la autora y en que corriente de los feminismos podemos incluirla. Gayle Rubin Gayle Rubin nace en 1949 en Carolina del Sur y realiza sus estudios en la universidad de Michigan, donde se doctora en 1994 y actualmente es profesora. Gracias a su trabajo Rubin se ha convertido en una de las feministas y teóricas más influyentes en políticas del sexo y genero. Las primeras obras de Rubin son de los años setenta, especial mención merece su trabajo, El tráfico de mujeres: notas sobre la economía política del sexo —que luego abordaré con más profundidad—, publicado en 1975 en plena efervescencia del femi nismo de la segunda ola cuando emerge con fuerza el feminismo radical y

TESIS DE LA CABALLEROSIDAD

Tesis de la caballerosidad Analizamos la "tesis de la caballerosidad" de la mano del trabajo "La mujer ante el Derecho Penal", publicado en 1992 por la penalista de la Universidad de Barcelona Elena Larrauri en La Revista de Derecho Penal y Criminología. La tesis de la caballerosidad fue una teoría que gozó de bastante reconocimiento, bajo la cual se sostuvo que el menor índice de mujeres encarceladas no obedece a que éstas delincan menos, sino a un presunto trato benévolo por parte los jueces.  Elena Larrauri Esta teoría ha sido refutada desde  diferentes trabajos, para Elena Larrauri los principales argumentos son, siguiendo a Smaus (1990), que no es el “sexo” la variable fundamental del trato más benévolo que recibirán las mujeres si no el “sex appeal”, algo muy diferente. Y en segundo lugar, la mujer podría recibir un trato más benévolo cuando el delito o situación personal responda a las expectativas de comportamiento femenino. Sin embarg